El SIDH es nuestra garantía y no se toca

 El SIDH es nuestra garantía y no se toca
photo by @ablante.arts

Latinoamérica cuenta, desde hace más de medio siglo, con el mejor sistema de protección regional de derechos humanos del mundo. El Sistema Interamericano de Derechos Humanos ha garantizado no solamente la defensa y avances de los derechos en la región, ha sido también el salvavidas que ha permitido proteger la integridad física de muchas personas y colectivos en riesgo.

La existencia de un Sistema Interamericano de Protección efectivo, eficiente, con recursos y con mecanismos rigurosos de supervisión y vigilancia de su cumplimiento también ha permitido mantener la paz y la respetuosa convivencia entre naciones. En momentos de tensión política, crisis humanitarias e inestabilidad económica, el sistema se convierte en el “chaleco salvavidas” ya no solo para individuos, sino para colectivos enteros.

En Fundación Ciudadanía Inteligente expresamos nuestra profunda preocupación por las acciones políticas de los líderes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Paraguay, que buscan debilitar el sistema, como se comunicó por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile el 23 de Abril de 2019.

La falta de transparencia, y por tanto, de participación ciudadana eleva nuestra alarma, ante la negativa de los gobiernos de publicar el texto íntegro de la comunicación enviada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y sin que se compartiera el texto propuesto con antelación a todas las instituciones y personas potencialmente afectadas por dichas modificaciones.

Se ha pedido la modificación para limitar el sistema en lugar de pedir que éste sea modificado para servir mejor y ser más efectivo para aquellos que busca proteger. Además, como lo han mencionado estudiosos del derecho, la acción política refleja graves deficiencias jurídicas, que son muestras, o bien de negligencia de los expertos en materia de derecho internacional público que asesoran a Jefes de Estado de los signatarios, o peor aún, una falta de voluntad política expresa de cumplir con sus obligaciones asumidas como Estado al ratificar la Convención Americana de Derechos Humanos.

La labor del Sistema Interamericano para acompañar las transiciones de dictadura a democracia permitió renovar a profundidad instituciones y hacer que la ciudadanía recuperara la confianza en Estados, que en otro momento fueran criminales, al saberse respaldados por este contrapeso regional ante abusos del Estado. Es un sistema que ha dejado huella, que ha fortalecido y fortalece la democracia cada día. Es un sistema al que le debemos mucho y que solo debe modificarse si es para avanzar en los derechos de la región y el mundo.

NUNCA MÁS CENSURA

Nunca más censura

ACCESO A LA INFORMACIÓN

Acceso a la información