Nosotras decidimos

Nosotras decidimos
Foto de Wendy Andrade, Rio de Janeiro 2018. (http://mulheresnegrasdecidem.org/)

En cuatro meses Guatemala decidirá quién ocupará, durante los próximos cuatro años, los cargos electivos del ejecutivo y legislativo en el país. Desde el 2015, cuando miles de personas salieron a las calles para protestar contra la corrupción, el país centroamericano vive en medio de una crisis política. En este contexto nuestra Coordinadora de Incidencia Regional, Ana Carolina Lourenço, viajo hasta la Ciudad de Guatemala para reunir y transferir herramientas de participación para organizaciones de la sociedad civil y activistas feministas. Después de días intensos de trabajo, Ana Carolina volvió esperanzada con la posibilidad de que la ciudadanía, y en especial las mujeres guatemaltecas, puedan asumir el protagonismo de los cambios políticos necesarios para el país.

La confianza de la ciudadanía por el sistema político es baja, dado que sólo el 5,9% de la población se identifica con un partido político. La representación en el poder legislativo deja mucho que desear, ya que sólo el 12.7% corresponde a la representación femenina en el Congreso. La corrupción existente en Guatemala daña y perjudica la confianza de la ciudadanía en la política y obstaculiza el acceso a la justicia. Durante el 2018, varios miembros del Gobierno renunciaron a sus cargos en respuesta al intento del presidente Jimmy Morales de expulsar al director de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, un organismo independiente establecido en 2006 por el gobierno y la ONU. Aunque sabemos que el escenario es complejo no perdemos la esperanza. Hoy la ciudadanía guatemalteca no se rinde y está cada vez más consciente y empoderada respecto de sus derechos ciudadanos.

En Ciudadanía Inteligente elegimos apostar por la sociedad civil guatemalteca como un agente clave para construir una democracia más fuerte y más igualitaria. En esta línea llevamos por primera vez al país nuestra metodología de Vota Inteligente, a través de una asociación con la organización Red Ciudadana, con el nombre de Nuestra Elección. Esta herramienta estará disponible a partir de marzo para que la sociedad civil, además de proveer información, pueda generar propuestas a las candidaturas y para que éstas se comprometan con ellas.

Por otro lado, en nuestra estadía en Guatemala junto al grupo Paraíso Desigual, con apoyo de OXFAM, pudimos reunir a un grupo de más de 20 mujeres activistas de las más variadas organizaciones y sectores, indígenas, rurales, universitarias y de movimientos pro derechos para generar estrategias para una mayor participación de las mujeres en las decisiones electorales.

Con el punto de partida de la experiencia de la campaña Mujeres Negras Deciden, que apoyamos durante las elecciones brasileñas de 2018, Ana Carolina compartió experiencias y estrategias de incidencia en procesos electorales. A partir de este ejercicio pudimos crear el compromiso Nosotras Decidimos, que busca crear una campaña de incidencia para promover la participación de las mujeres guatemaltecas en las elecciones de junio de 2019.

Frente a la desconfianza e indiferencia hacia la democracia en contextos tan desiguales como es la América Latina, nuestra organización confirma su compromiso de impulsar la participación política de todas las personas: de las minorías políticas y grupos más vulnerables. Creemos que para el fortalecimiento de la democracia es fundamental contribuir que las mujeres, en su diversidad, se consoliden como líderes políticos y ocupen espacios y posiciones importantes de poder.