Colaborar para transformar

Colaborar para transformar

Este año 2019 comenzó con una nueva versión de nuestra Escuela de Incidencia, un proyecto de Ciudadanía Inteligente que lleva tres años formando a agentes de cambio en nueve países de América Latina.

En esta ocasión la temática de nuestras Escuelas es la corrupción. Es por eso que para esta versión hicimos un llamado a personas de todo Perú que necesitaran herramientas para incidir colaborativamente en las políticas públicas de su país con el objetivo de hacer frente a la corrupción que se manifiesta en distintos espacios, desde el universitario hasta las altas esferas de los poderes del Estado.

A partir de la experiencia recogida de tres años de Escuelas, generamos un nuevo modelo que pusimos a prueba para esta versión. Esta vez no formaríamos a participantes individuales, que tendrían que llevar en solitario sus procesos de incidencia, sino que solicitamos que las personas interesadas aplicaran en duplas. Esto les permitirá apoyarse mutuamente a lo largo del proceso y obtener un mayor financiamiento para sus proyectos.

Luego de un extenso proceso de selección al que aplicaron 117 duplas provenientes de distintas partes del Perú, seleccionamos a 14 parejas, cada una con un enfoque distinto para entender la corrupción y cómo combatirla. Entre los problemas que estas duplas buscan resolver se encuentra la falta de información acerca de los mecanismos de vigilancia ciudadana, las redes de corrupción existentes en algunas universidades de Perú que encubren a personas acusadas de abuso sexual y la corrupción presente en ciertos organismos del Estado que impide una protección efectiva del medio ambiente.

Durante los días 6, 7 y 8 de febrero estuvimos en Lima formando a esta nueva generación de peruanos y peruanas dispuestos a liderar colaborativamente procesos de cambio social. En tres días de formación intensiva, las personas participantes recibieron contenidos como incidencia, políticas públicas, facilitación y, por sobre todo, nuestra metodología LabCívico, que permite generar colaborativamente un proyecto de incidencia con el que contribuirán al esfuerzo colectivo por acabar con la corrupción en su país.

En el primer día, nuestros participantes fueron visitadxs por algunas de las personas pertenecientes a la primera generación de la Escuela. Uno de ellos fue Jorge Vallejo, participante del 2017 que buscó empoderar dirigentes sociales de la localidad de Chiclayo a través de talleres de formación en mecanismos de incidencia pública. Jorge contó a los participantes sobre su experiencia en la Escuela y sobre los desafíos que surgieron en el camino.

Durante nuestro segundo día de formación recibimos la visita de Glatzer Tuesta y Luis Miguel Purizaga, del Instituto de Defensa Legal (IDL), una organización de la sociedad civil que ha sido clave en el combate a la corrupción en el Perú y en el destape, a través de su medio IDL Reporteros, del escándalo de corrupción en el poder judicial que llevó a la ciudadanía peruana a las calles para exigir justicia y reformas profundas al sistema político y legal del país.

Ambos nos hablaron sobre cómo un reducido grupo de periodistas y abogados en IDL develaron una enorme trama de corrupción al interior del poder judicial a través del análisis de miles de audios. El impacto causado por esta revelación llevó a la renuncia y el posterior procesamiento de los principales jueces y funcionarios implicados.

Las personas participantes tuvieron la oportunidad de conversar con Glatzer y Luis Miguel, indagando en su experiencia combatiendo la corrupción en el Perú y solicitando recomendaciones para sus propios procesos.

Finalmente, concluidos nuestros tres días de formación, todos quienes participaron recibieron su certificado como facilitadores y facilitadoras de LabCívico. Ahora, cada una de las duplas se encuentra en sus territorios y espacios de acción, planificando la realización de sus LabCívico, contando siempre con el acompañamiento de Ciudadanía Inteligente.